CREACIÓN DE RAID POR SOFTWARE en Linux (CentOS 6.5)




En este tutorial vamos a explicar como instalar un sistema Linux utilizando dispositivos RAID.
Utilizaremos la distribución CentOS 6.5 aunque el proceso será similar en todas. Partimos de un equipo con 4 discos duros SATA idénticos de 50GB.
La idea es crear dispositivos RAID de tipo 0, tipo 1 y tipo 5.




Instalación del Sistema


Los primeros pasos son comunes a una instalación normal del sistema.Arrancamos el equipo desde la ISO de CentOS y en el menú inicial nos vamos a Install.

En primer lugar tenemos que elegir idioma del sistema y del teclado. Posteriormente seleccionamos dispositivos de almacenamiento básico.


RAID_Linux_01.JPG






El siguiente paso es crear la contraseña de root y elegir la zona horaria del sistema.

Finalmente llegamos a la utilidad de particionado de discos que es lo que nos interesa en este caso para crear el RAID. Vamos a seleccionar crear un diseño personalizado.

RAID_Linux_02.jpg






Ahora vamos a crear nuestra estructura de RAID por software. La idea sera crear un disco con una partición raíz con el arranque y sistema, una partición swap y una partición de datos.

  1. La partición de arranque la vamos a espejar mediante un RAID 1
  2. Para la partición swap vamos a crear un RAID 0 para utilizar todas ellas juntas.
  3. La partición de datos la vamos a ampliar con un RAID 5 en los otros discos.


Lo primero será crear las 3 particiones en cada uno de los discos. La partición de sistema la creamos de 5 GB, la swap de 2 GB y el resto lo utilizamos para la partición de datos.

Para crear las particiones pulsamos el botón crear y seleccionamos partición RAID.

RAID_Linux_03.jpg






Las particiones en los 4 discos nos deben de quedar algo parecido a lo siguiente

RAID_Linux_04.JPG







Una vez tenemos las particiones se trata de crear los dispositivos RAID. Para ello nuevamente botón crear y en este caso seleccionamos Dispositivos RAID.

En este paso iremos agrupando las particiones de cada disco en el punto de montaje que corresponden y con el tipo de RAID que seleccionamos.

Por ejemplo para la partición raíz seleccionamos las particiones de 5GB, el punto de montaje lo situamos en “ / ” y en Nivel RAID lo situamos en RAID 1.


RAID_Linux_05.JPG






En el caso de las particiones para intercambio de 2 GB seleccionaremos como sistema de ficheros “ swap ” y nivel RAID 0.

Y por ultimo para las particiones de 43 GB que nos sobran vamos a seleccionar punto de montaje “ /home ” , sistema de archivos “ ext4 ” y nivel RAID 5



La estructura final nos debe de quedar similar a la siguiente.

RAID_Linux_06.JPG








Pulsamos en siguiente y Formato > Escribir Cambios en el Disco .

El siguiente paso es donde nos va a crear el gestor de arranque del sistema y deseamos que nos lo cree en el dispositivo que contiene el RAID 1 con las particiones de sistema.

RAID_Linux_08.JPG







Comenzara la instalación del sistema en la primera partición y a su vez irá copiando el contenido correspondiente en el resto de particiones que forman ese RAID.

RAID_Linux_09.JPG







Y finalmente tenemos nuestro sistema instalado y nuestras particiones configuradas como RAID. Nos avisa de que debemos reiniciar el equipo para utilizar el sistema instalado.

RAID_Linux_10.JPG






Al reiniciar el equipo debemos realizar una serie de pasos finales de configuración propios de la instalación del sistema como agregar usuario o confirmar la hora.


Ahora podemos comprobar que el RAID está funcionando correctamente.
Para ello podemos abrir un terminal y teclear la instrucción cat /proc/mdstat que nos muestra en pantalla la información de los RAID que tenemos en el sistema.
En este caso podemos ver como el md2 que corresponde al RAID 5 al ser el de mayor tamaño aun está terminando de configurarse.

RAID_Linux_11.JPG











Recuperación de errores en el RAID



Si por mala suerte se nos avería el disco donde tenemos el gestor de arranque y lo sustituimos, es posible que nos encontremos con la desagradable sorpresa de que el sistema no arranca porque ya no hay gestor de arranque en ninguno de los discos. En nuestro caso no seria necesario porque el gestor de arranque se debería haber espejado por RAID 1 pero siempre es conveniente asegurarse.

Para ello instalamos el GRUB en todas las particiones con el comando grub-installuna vez finalizada la instalación del sistema.
En este caso tenemos 4 discos por lo que aplicamos el comando a cada uno de los 4.

grub-install /dev/sda
grub-install /dev/sdb
grub-install /dev/sdc
grub-install /dev/sdd


De esta forma, cualquiera que sea el disco con el que el sistema intente arrancar, encontrará el GRUB y podrá iniciar el sistema.
Obviamente, si sustituimos uno de los discos porque falla es conveniente volver a ejecutar la línea correspondiente con el disco nuevo





Ahora vamos a apagar el equipo, desconectar un disco simulando que tenemos un problema y reiniciarlo nuevamente.

Si toda va bien y nuestro RAID es correcto el sistema reiniciara sin problemas pero los RAID que tenemos han perdido uno de sus componentes.

Esto se comprueba porque si volvemos a introducir la instrucción cat /proc/mdstat para ver la información de los RAID en el equipo nos aparece “[4/3]” y “[_UUU]” que nos indica que solo tenemos 3 de los 4 discos del RAID.


RAID_Linux_12.JPG






Apagaremos el sistema y debemos sustituir el disco en mal estado por uno nuevo. Debemos asegurarnos de que el equipo arranque desde uno de los discos que funcionan y no desde el nuevo disco que hemos conectado que está vacío por lo que aparecería mensaje de boot error.


Una vez iniciado nuevamente el sistema lo primero será clonar la estructura de particiones de los discos en el nuevo añadido para que pueda ser añadido a los dispositivos RAID creados.

Esto en linux lo podemos hacer de manera sencilla con la instrucción “ dd if=/dev/sda of=/dev/sdd count=1 bs=512 ” donde en mi ejemplo “sda” es uno de los discos que funcionan y “sdd” es el disco nuevo

RAID_Linux_13.JPG



Si hacemos un fdisk -l |grep sdd podemos ver que el disco nuevo tiene la estructura que deseamos y que se ha clonado de uno de los que funcionaban correctamente.

RAID_Linux_14.JPG






Después en algunos casos debemos reiniciar el sistema para que la aplicación de gestión de RAID nos localice perfectamente el nuevo disco con sus particiones correspondientes.

Una vez reiniciado el sistema simplemente tenemos que añadir el nuevo disco al RAID, añadiendo cada partición al dispositivo correspondiente de los 3 que tenemos.
Para ello se utiliza la instrucción mdam –manage seguido del dispositivo RAID donde lo añadimos y la partición que se le añade.
En nuestro caso por ejemplo para el dispositivo RAID md0 que contenía la partición de sistema la instrucción seria mdadm --manage /dev/md0 --add /dev/sdd1


RAID_Linux_15.JPG




Ahora si volvemos a realizar un cat/proc/mdstat vemos como se está reconstruyendo los diferentes dispositivos RAID añadiendo el nuevo disco al conjunto.
Podemos comprobar como nuevamente tenemos 4 discos en el RAID con la indicación [4/4] o [UUUU].


RAID_Linux_16.JPG